martes, 22 de abril de 2014

La excusa de la ignorancia

Tuve que mirar dos veces el comercial de las bolsas Asurín para poder creer lo que estaba viendo. 

Para vender bolsas de basura, se muestra a una niña de 14 años que le pide a su padre que para su fiesta de 15, en lugar de fiesta y viaje, le regale una operación de cirugía estética para tener más mamas. El padre se desvanece, pero no por lo que le pide su hija, sino por el olor que se desprende de la bolsa de basura. Cuando su hija cierra la bolsa, el hombre vuelve en sí y contesta a su hija lo más naturalmente del mundo: "¿Por qué no arreglás con tu mamá. Quizás nos hacen un 2x1."

El sexismo de este comercial es tan aberrante que no sé ni dónde empezar. Lo peor de todo, es que cuando, ante la avalancha de quejas, el Observatorio de la Discriminación en Radio y Televisión se reunió con  la encargada de la imagen corporativa de la firma NECHO S.A. y el director de cuentas de la agencia FKW responsable del aviso, éstos contestaron que, cito: 
"no habían reparado en que el comercial hacía una explícita cosificación de las mujeres y de las niñas."
La respuesta me deja sin voz.

Nos muestran una niña de 14 años que sueña con tener más pechos, o sea, que es completamente víctima de una sociedad que cosifica a las mujeres y les impone cánones de belleza inalcanzables, a un padre que no solamente le parece completamente normal, sino que encima desea que su esposa haga lo mismo, ¿y tienen la desfachatez de decir que no se dieron cuenta de que el comercial cosifica a las mujeres y a las niñas?

¿Tan normal les parece que las mujeres nos sometamos a mutilaciones para que nuestro cuerpo se adecúe al ideal de belleza de la sociedad patriarcal? ¿Tan normal les parece que una niña de 14 años quiera ser una Barbie con tetas grandes? ¿Tan normal les parece sexualizar a ultranza a una niña desde los 14 años?

Lo peor de todo es que probablemente sí: les parece normal. Estamos en un mundo en que una niña de 14 años debe tener el deseo de mutilarse, operarse quirúrgicamente, para ser lo más atractiva sexualmente posible, y en que ningún adultx está para darle otra visión de las cosas, al contrario: su propio padre la alienta.



4 comentarios:

Anna Mary Marian dijo...

Someter a una chica de 14 años a una cirugía en la que, como toda cirugía, puede tener complicaciones e incluso morir, me parece una tontería gigantesca como un castillo.

Incluso es que me parece aún más tonto: el desarrollo de una chica hay que dejarlo seguir su curso. Puede que ahora tenga unos pechos pequeños, pero como va a seguir creciendo porque su desarrollo no ha finalizado, veo una tontería aumentarse los pechos a esa edad.

Y que la mujer también tenga que operarse los pechos... Ains, de verdad, el mundo está loco! Y a veces pienso que las mujeres somos un tanto tontas por el simple hecho de hacer caso a unos comerciales para mirarnos a nosotras mismas y decir "no estoy a gusto con mi cuerpo, tengo que depilarme, tengo que vestirme así a la moda, tengo que tintarme el pelo porque no quiero que se me vean las arrugas, todos los hombres quieren los pechos grandes así que tengo que operarme porque los tengo muy pequeños".

Así que creo que no deberíamos hacer caso a la publicidad y realmente preocuparnos por nosotras mismas y no hacer caso a los estándares de belleza. Pero los medios de comunicación de masas... son muy poderosos, por desgracia, y hacen como una especie de lobotomía tanto a hombres y mujeres para crear ideales de belleza, reflejarnos en ellos y quedarnos totalmente descontentos.

Viva el photoshop, los efectos especiales y la cirugía ¬¬

Nuri148 dijo...

Sin quitarte un ápice de razón, creo que la respuesta de los responsables del aviso pude deberse simplemente a una estrategia legal. ¿Qué van a decir? ¿Sí, lo hicimos a conciencia? No, nos hacelos los dobolus por indicación del aboado a ver si así la sacamos más barata. En cualquiera de los dos casos, por supuesto, lamentable por donde se lo mire.

Y hablando de cosificación: ¿Soy la única a la que le parece un desacierto la campaña esa de "Firmá una teta"? Todo bien con concientizar sobre el cáncer de mama o de lo que sea, pero yo no soy mis tetas. Todo bien con querer salvar las tetas de un cáncer, pero y si no se salvan? Por qué no hacemos hincapié en la persona, para que si la teta no se salva, la persona pueda seguir su vida sin sentirse desvalorizada. Que una mina que perdió una teta, o las dos, no tenga que recurrir a bolsas no-Asurin para que le regalen una operación de lolas.

Bastadesexismo dijo...

Tanta razón tenés acerca de la campaña "Firmá una teta" que justamente estaba escribiendo una entrada al respecto. ¡Me sacaste las palabras de la boca! :-)

Rosa L S dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo, yo tengo 17 años y la verdad siempre he sido una persona con muy poco pecho y por muchas publicidades empecé a acomplejarme, no me sentía bien conmigo misma y la verdad eso baja mucho la moral, sobre todo a muchachas de mi edad que es cuando más nos afecta el estereotipo femenino y posiblemente también debido a que para todos los muchachos esa es su zona visual y puedes llegar a escuchar comentarios molestos sobre tu plano escote. ¡Siendo unas crías aún! No entiendo porque tenemos que soportar esas cosas.
Con el paso del tiempo me negué a estar acomplejada, no tenemos que estar mal con nosotras mismas sólo para poder darle placer a la vista del hombre, así es mi cuerpo y lo respeto. Yo creo mi propio estereotipo, y pienso que aquellas mujeres que aún no se han dado cuenta, deberían de hacerlo puesto que nosotras mandamos sobre nuestro cuerpo al igual que cuando decidimos cambiar algo de él no lo debemos hacer para complacer a otros, sino para complacernos personalmente. También he de decir que estoy totalmente en desacuerdo de las operaciones para aumentar el pecho, quitarse arrugas etc, ya que pienso que es cuando nos volvemos más material, más objeto como nos ven muchos hombres.

Encontré tu blog hace varios días y la verdad me encanta. Hasta ahora me he leído la mayoría de publicaciones y dices la verdad en todos. Puedes estar segura de que tienes una nueva seguidora.