lunes, 10 de junio de 2013

¿Existe la homosexualidad?

La pregunta es provocadora. Pero no se trata de una pregunta homofóbica. Bien podría haber hecho esta otra pregunta: ¿existe la heterosexualidad?

A ambas preguntas, yo contesto: no.

Por supuesto, existen personas que prefieren tener relaciones sexuales, amorosas, sentimentales, con personas del mismo sexo.

Pero la homosexualidad como colectivo, como comunidad, como identidad, es algo relativamente reciente. Y algunxs sociólogxs consideran que se trata de una de las tantas construcciones sociales a las que estamos tan acostumbradxs que las creemos naturales.

El concepto de homosexualidad (preciso que estoy hablando del concepto, no del hecho de preferir tener relaciones con personas del mismo sexo, que es algo tan antiguo como la humanidad misma, me imagino) no apareció sino en el siglo XIX. 

En la Historia de la Sexualidad, el filósofo Michel Foucault explica que la homosexualidad como concepto es un "invento" de la psiquiatría de esa época.

Antes, se hablaba de "prácticas" (la sodomía), que, por supuesto, estaban prohibidas y castigadas, pero no de "homosexualidad". Fue al querer teorizar al respecto, al querer ver en esas prácticas "un hermafrodismo del alma", cuando se empezó a usar ese término y cuando nació el concepto de homosexualidad.

Pero entonces, si la homosexualidad y la heterosexualidad como categorías son construcciones sociales, ¿qué somos exactamente?

Yo creo que somos el producto de una sociedad que siente la necesidad imperiosa de categorizar a la gente, de ponerla en casillas (como las casillas "varón" o "mujer", por ejemplo), por miedo a no saber a quién tiene adelante y a no saber qué esperar de esa persona.

Poner en una casilla es una forma muy práctica de creer que vamos a poder predecir las acciones de esta persona. Así es como nacen los estereotipos, de género, de "raza", de clase, etc.

Si sabemos que tal persona es homosexual, la vamos a tratar de cierta manera (para mucha gente, de manera discriminatoria). Pero si no sabemos qué es, ¿qué hacemos? ¿Cómo nos comportamos? Que miedito, ¿no?

Estoy convencida de que todxs tendríamos tendencias heterosexuales y homosexuales, si no estuviéramos formateadxs por la sociedad, si no nos obligaran a elegir una u otra tendencia.

Creo que, si no tuviéramos esa obligación de elegir (y de elegir a muy temprana edad), todas y todos seríamos bisexuales, como los bonobos, nuestros primos primates más cercanos, que tienen relaciones sexuales con ambos sexos.

La reproducción biológica es, efectivamente, heterosexuada. Pero a partir del momento en que los seres humanos han separado la sexualidad de la reproducción, no hay ninguna razón "natural" por la que deberíamos ser completamente heterosexuales o completamente homosexuales.

La sociedad, por lo general, nos formatea para que seamos heterosexuales. Desde nuestra prima infancia, nos cuentan cuentos heterosexuales, nos hablan de cuando estemos casadxs con una persona del otro sexo, la heterosexualidad es la norma absoluta y la homosexualidad, lo anormal, lo otro, lo raro. En ese sentido, vamos construyendo una sexualidad heterocentrada.

Cualquier niñx que parezca tener "tendencias homosexuales" será catalogado, de inmediato, como homosexual. Quizás este niñx demuestre tendencias homosexuales Y heterosexuales, pero sólo se verán las homosexuales, y se lo categorizará como "homosexual" (sea para apoyarlo en esa "tendencia" o tratar de revertirla, o para discriminarlo luego).

De ese niñx, no se dirá: "Uh, mirá, puede que sea bisexual". Se dirá, de prepo: "Mirá, puede que sea homosexual". Ignorando por completo las posibles tendencias heterosexuales que también pueda tener.

Al crecer, ese niñx deberá elegir necesariamente entre ser 100% heterosexual y ser 100% homosexual. Y si se le considera homosexual, pues se le empujará a la "homosexualidad" por no considerarse en ningún momento la posibilidad de que sea, simplemente, bisexual.

La discriminación y la homofobia terminan de encerrar a las personas con tendencias homosexuales en la categoría absoluta "homosexual".

Así que efectivamente, creo que no existe la homosexualidad. Como tampoco existe la heterosexualidad. 

Existen sexualidades diversas, tendencias, preferencias, que podrían variar a lo largo de nuestra vida si nos sintiéramos realmente libres de cambiar, si no nos encerraran, y si no nos termináramos encerrando a nosotrxs mismos, heterosexuales y homosexuales, en casillas herméticas.

Para saber más:
- Historia de la Sexualidad. 1. La Voluntad de Saber, de Michel Foucault.
- La invención de la cultura heterosexual, de Louis-Georges Tin.







Edit del 10/06: me señalan en los comentarios que sería más justo hablar de "pansexualidad", en vez de "bisexualidad", de lo contrario, caemos nuevamente en una categorización binaria de los sexos y de los géneros.

16 comentarios:

Pato dijo...

Coincido total y absolutamente !!
patricia

Anónimo dijo...

Creo que sería más correcto hablar de pansexualidad y no de bisexualidad, porque esta última implica de nuevo una etiqueta o casilla de género.

Bastadesexismo dijo...

Muy cierto, gracias por aclararlo.

Enrique dijo...

He leído tu entrada varias veces... y la verdad es que no la entiendo.

A ver, a mí me gusta el chocolate (negro) y nadie me dice que soy chocolatófilo o algo por el estilo porque no existe la palabra, porque no se distingue a la gente en función de la comida que le gusta; eso se considera como algo irrelevante. Pero, indudablemente, hay personas a quienes nos gusta el chocolate y personas a las que no.

Entonces, ya que hay personas a quienes les gusta solo la gente de su mismo sexo, del sexo opuesto, de ambos... ¿por qué entonces no existirían la homosexualidad, la heterosexualidad y la bisexualidad?

Claro, debería ser algo irrelevante. No tiene sentido ir pensando a ver qué le gusta a éste o a ésta. Pero sí que hay gente que tiene ciertas preferencias, por lo tanto, como grupo, sí existen personas con esos mismos grupos. ¿No?

Por otro lado, lo de homosexualidad, bisexualidad y heterosexualidad se queda corto. Hay puntos intermedios; hay grados. Hay gente que es bisexual pero un día prefiere a los hombres y otro día a las mujeres; o gente que es hetero pero que le gusta mirar a gente de su mismo sexo, aunque no acostarse, etc.

Yo en mi caso me consideraría hetero porque jamás me acostaría con un hombre, pero los chicos guapos me parecen atractivos (como quien mira un bonito cuadro), y al mismo tiempo soy mentesexual, por llamarlo de alguna manera, porque lo que más me gusta es el intelecto. Por muy buena que esté una mujer, si es un cardo borriquero, deja de gustarme al instante. Ahora, una chica que no sea muy guapa, si tiene una cabeza increíble, me enamora al instante.

Vamos, que a mí me pasa esto:

http://www.youtube.com/watch?v=pxHMVCksOOM

xD

Saludos.

Bastadesexismo dijo...

La respuesta está en tu primera frase, Enrique.

Hay gente a quien le gusta el chocolate. Pero no existe la categoría chocolatófilo, porque "no se distingue a la gente en función de la comida que le gusta; eso se considera como algo irrelevante".


En la "homosexualidad" pasa lo mismo: existe gente a quien le gusta la gente de su mismo sexo, pero si fuéramos una sociedad igualitaria, no existiría la categoría "homosexual" porque se consideraría irrelevante distinguir a la gente en función de sus preferencias sexuales.

La "homosexualidad" como concepto, como categoría, no existe "en sí". Existe porque los seres humanos la han creado, en algún punto de la historia (y no antes).

Pero como vos decís, si dejáramos de categorizar y de darle importancia a esas cosas, pues todxs seríamos pansexuales, con grados, tendencias, preferencias, cambiantes e indistintas.

Enrique dijo...

Entonces, por lo que te entiendo, lo que quieres decir es que sí existirían personas homosexuales (en caso de que sin condicionamiento a cierta gente solo le gustasen las personas de su mismo sexo), al igual que existen personas a las que les gusta el chocolate, pero que no existiría la homosexualidad como categoría si no fuese porque la hemos construido y nos empeñamos en clasificar. ¿No?

Bastadesexismo dijo...

¡Exacto!

Con el agregado de que si no existieran esas categorizaciones, las personas "homosexuales" probablemente serían, como todxs, en realidad pansexuales, aunque es posible que seguirían existiendo tendencias y preferencias por uno u otro sexo.

Enrique dijo...

Ok. Pero ahora otra duda y ya te dejo (lo siento, jaja).

En cierto modo... ¿no es en principio importante sí visualizar las categorías hetero, homo y bisexuales?

Quiero decir, las personas homosexuales han sido y son perseguidas, señaladas, etc; y eso me recuerda a aquella entrada que hiciste sobre por qué, si no hay varones y mujeres, el feminismo tiene que utilizar esas dos categorías para poder hacer su lucha (ya que no podríamos hablar sobre la opresión de las mujeres... si desaparece el concepto "mujer").

Por ejemplo, en mi última entrada puse de título "El permiso de paternidad obligatorio también beneficia a la gente homosexual". Si no usase esa categoría, no podría mostrar que los y las bebés al cuidado de dos varones pueden encontrarse con que sus dos padres no tienen más de 15 días para cuidarles y que eso les supone un buen problema.

No sé si me explico...

O cuando digo que detesto la palabra "novio/a" pero luego no me queda más remedio que decir que Kuxille es mi "novia" porque si digo que es mi mejor amiga nadie a nadie se le pasaría por la cabeza que me gustaría convivir con ella.

Cielos, qué complicado... :S

Y perdona la pesadez. Hay cosas que me lían un poco.

Saludos.

Bastadesexismo dijo...

De nuevo, ¡la respuesta está en tus propias palabras! :-)

Es exactamente como en el caso de las categorías mujer/varón. Esas categorías no existen, son inventadas, construidas socialmente. Lo ideal sería aspirar a una completa indiferenciación en ese sentido.

Pero antes de deconstruir esas categorías, es necesario luchar contra las discriminaciones que existen contra algunas de esas categorías en particular ("mujer", "homosexual"...), y en ese sentido, no es deseable, por ahora, una invisibilización de esas categorías.

Además, si bien las mujeres no han podido crear "comunidades de mujeres", porque precisamente vivimos en una sociedad mayoritariamente heterosexual, que construyó todo sobre la binariedad de los sexos (el amor, la pareja, la familia, la sociedad entera), en cambio lxs homosexuales sí han podido segregarse en comunidad, con sus propios códigos, sus propias reglas.

Con lo cual, se creó una "identidad homosexual" (la cara más visible de ello es son las marchas del Orgullo Gay, contra las cuales muchxs homosexuales se elevan precisamente porque no se sienten formar parte de una "comunidad") para reivindicar derechos, y no me parece mal.

Algunas feministas radicales reivindican, justamente, el poder vivir en comunidades de mujeres, y existe un lesbianismo "político" y "militante".

Enrique dijo...

OK. ¡Gracias! :)

Un abrazo.

Pau dijo...

no esta para nada bien decir que si no fuera por la sociedad en la que vivimos, todos seríamos pansexuales en mayor o menor grado. estoy segura de que no fue tu intencion, pero no me importa, al decir esto estas minimizando las experiencias y la identidad de la gente pansexual.
es un hecho que la sexualidad es fluida. pero la pansexualidad y la fluidez sexual no son sinonimos y no son intercambiables. lo mismo va con la bisexualidad.
este es un problema grave que tenemos la gente bisexual y pansexual. a partir de que la gente no sabe diferenciar estos tres conceptos, se creo el estereotipo de que las minas bisexuales y pansexuales somos todas rapidas y ninfomanas, pero que en el fondo no sabemos lo que queremos. lo que no se queda en meros estereotipos. sabes que estadisticamente es desproporcional la cantidad de mujeres bisexuales que son violadas, si se las compara con mujeres heterosexuales y lesbianas? y es por esa percepcion que tiene la gente de que bisexual/ pansexual significa 'sexualmente disponible'. Lo que haces cuando decis que en nuestra naturaleza somos todos bisexuales/ pansexuales es alentar estos estereotipos y una discriminacion con la que vivimos todos los dias.

además, como puede ser que exista la gente pansexual si 'en el fondo todos somos pansexuales'? esto no tiene sentido. si somos todos potencialmente pansexuales, porque ellxs se diferencian y tienen su propia identidad?

la discriminacion tiene que terminar de una vez por todas, pero no está intrinsecamente relacionada con las 'etiquetas'. lo fueron en sus origenes, por supuesto. pero en parte, abolirlas significa desconocer absolutamente la lucha que implico hacerlas nuestras. las etiquetas no tienen el mismo significado para una persona heterosexual que para una persona de la comunidad lgbtq+. es mas, para la gente heterosexual no tienen sentido alguno, porque, como vos mencionaste en el post, nacen y crecen en una sociedad que los representa las 24 horas del dia, los 365 dias del año. seria lo mismo decir 'heterosexual' que decir 'normal'. y ahi esta el problema. yo creo que las etiquetas deben prevalecer, porque de este modo se pone a las distintas sexualidades en un mismo nivel, y por fin seriamos vistos como humanos.
pero no es solo por ese motivo. otro motivo es que nosotros no nos vemos en ningun lado. tenemos que buscar exhaustivamente informacion sobre quién somos, porqué, y quienes son como nosotros. sin etiquetas no tenemos idea de nada. sin etiquetas no nos podemos conectar ni compartir experiencias, ni informarnos. sabes que? cuando vi que la palabra bisexual me calzaba perfecto fue uno de los dias mas felices de mi vida, porque al fin pude poner en palabras quien soy.
si sos heterosexual es lo mismo que haya etiquetas o no, porque no te afecta en absoluto. es exactamente igual al sexismo y los hombres.
no quiero ser maleducada, especialmente cuando este blog me enseño tanto, pero ver este tipo de cosas me saca de las casillas. me llevo 18 años darme cuenta de que mi identidad tiene validez porque oia a todo el mundo decir constantemente 'todos somos un poco bisexuales'. decir este tipo de burradas no queda en la nada, y no creo que pueda nunca explicarte lo mal y peligroso que es pregonar este tipo de discurso. la sociedad necesita cambiar, el patriarcado tiene que ser abolido, pero las etiquetas no son algo malo luego de que hayamos luchado durante decadas para hacerlas nuestras y utiles a nuestra causa y nuestra vida.
este post es de hace meses, por eso, es probable que este comentario no sea visto por nadie, pero si llegas a leerlo, podrias educar a tus lectores sobre el tema de pansexualidad/ bisexualidad/ fluidez? realmente es importante.
que tengas un buen dia,
Pau

Pau dijo...

Otro ejemplo de que hacemos nuestras estas etiquetas (no puedo editar el comentario anterior) es el caso de la bisexualidad. LA BISEXUALIDAD NO ES BINARIA. la gente bisexual no esta limitada a sentirse atraída por hombres y mujeres cis. Podemos sentirnos atraídxs hacia cualquier tipo de género, y en varios casos, más de 2 géneros.
Nosotrxs tomamos aquello que usaron para categorizarnos y estudiarnos como si fuéramos animales y le dimos un significado propio: decidimos que el prefijo bi- no significa mujer+hombre, sino que significa igual+distinto. Este cambio es relativamente reciente, pero el hecho de que hayamos resignificado la palabra forma parte de nuestra historia.
El origen de las etiquetas es el resultado de la homofobia y la intolerancia hacia lo diferente, pero las etiquetas no son el problema, ni causan problemas. El problema son los estereotipos, en todo caso, y la ignorancia.
Quizá habría mas fluidez sexual si no se hubieran creado estas etiquetas, pero no hubiera sido muy diferente. Sino, no se explica como las personas que no son monosexuales rompen el molde y se diferencian de lxs que si lo son. Las diferencias existen, no soy lo mismo que una lesbiana o alguien heterosexual, y seguiría siendo diferente a ellxs aunque no existieran las etiquetas. Lo que hacen las etiquetas es facilitarnos la vida cuando las usamos para nuestro propio bien.
Las etiquetas no son la fuente de la discriminación ni representan algo negativo en nuestras vidas, muchas veces nos hacen sentir orgullo de ser nosotrxs mismxs en una sociedad en la que no tenemos lugar.

Margarina dijo...

El fuego es un invento humano y eso no signidica que no exista.

Por favor, claro que las categorías y nombres las inventamos, eso no significa que no existan, ni nada por estilo. Existe gente homosexual (prefieren de su mismo sexo) como existe gente hertosexual o como existe gente bisexual, se llame así o de otra manera pero esas personas son una realidad, como dicen arriba las etiquetas no son un problema en si e incluso son útiles para la lucha.

Otra situación cuestionable es el hecho de pretender eliminar el ser hombre o mujer, yo soy y me identifico como mujer, si bien no estoy de acuerdo con muchas cosas que me enseñaron sobre el ser mujer tanto en mi cultura de origen como en la sociedad occidental (como el hecho de que tenía que ser madre porque de no hacerlo no me realizaba como mujer, el hecho de imponerme que debía casarme, de que no podía disponer de mi cuerpo, no tener acceso al placer, o que no podía ser independiente sino depender del que fuera mi marido, de que debía dedicarme al hogar, hoy día me permiten trabajar pero además debo cumplir con las labores del hogar por ser mujer, o incluso decirme que debo sentirme atraída por los hombres por que si siento atracción afectiva o erótica por otras mujeres no se considera normal); es decir me impusieron una serie de disposiciones que debía cumplir por el hecho de ser mujer y de no hacerlo sería juzgada, castigada, marginada, estigmatizada y hasta violentada, con esto no estoy de acuerdo pero jamás negaría la realidad de mi cuerpo y lo que conlleva en mi grupo, historia, vida personal y colectiva, porque desecharlo implica negar una realidad y mi experiencia al respecto tratando de abandonarme en una mentira.

Te pregunto ¿Cómo pretenden cambiar la realidad si pretenden vivir al margen de ella aun dentro de ella? Negar las etiquetas para no reconocerse hombre o mujer, homosexual o lesbiana, indígena o blanca, obrera o política, etcétera no cambia las relaciones sociales en las que se desenvuelven, sólo modifica su propia subjetividad y creo que en lo individual empieza el cambio, más no es el cambio ni conlleva acciones políticas y/o sociales efectivas para un cambio real, sólo se convierte en la creación de un mundo aparte acomodado, finalmente, dentro del mismo sistema que se pretende criticar.

Anónimo dijo...

este post refuerza estereotipos negativos contra los bisexuales al implicar que son binarios: no lo son. es muy simple, no lo son, estas enseñando algo falso. hay gente bisexual que es rechazada inclusive dentro de la misma comunidad por esto.
esta idea de "las etiquetas no sirven/ son malas" revelan instantáneamente que sos heterosexual y que nunca tuviste que hacer ningún esfuerzo por entender quien sos.
es un poco peligroso para nosotros que hagas este tipo de comentario sin siquiera hablar con activistas de nuestra comunidad. no nos tires nuestra identidad por la cabeza diciendo que es una construccion social, porque a quienes estas deslegitimizando es a nosotros y al unico lugar que tenemos, aunque no te des cuenta.
hay gente que usa una sola etiqueta, hay gente que usa dos, tres, hay gente que no usa ninguna. TODAS SON VALIDAS. la sociedad que nos llevo a la exclusion es una mierda, pero nos queda a nosotros cuestionarla, no a una mujer heterosexual que ni siquiera sabe que corno significa la palabra bisexual, pero la usa como si supiera su historia, sus implicaciones y connotaciones.
estoy harta de que feministas heterosexuales que leen esto me redirijan a este post para que yo y mis compañeras lo leamos.
honestamente espero una disculpa y una aclaracion donde a vos se te cante, pero que tus lectorxs puedan ver.

No hables por sobre la gente de nuestra comunidad. No lo hagas, si tenes alguna duda, algun planteo, lo que vos quieras, contactate con nosotros y cualquiera te va a ayudar, pero no hables por nosotros, no depende de vos este tipo de planteo.
Como feminista seguro que lo entenderas, es parecido a un hombre cisgenero que se beneficia de la patriarquia aunque no este siendo activamente sexista. Bueno, en este caso es lo mismo, o parecido, deberia decir, porque aunque no te des cuenta estas planteando algo homofobico (y no me refiero al titulo del post o a la primera oracion, si no a la idea general del texto).
Gracias

Bastadesexismo dijo...

Margarina: la categoría "homosexualidad" se puede equiparar con la categoría "mujer".

Para acabar con la discriminación específica contra las mujeres, es necesario seguir hablando de esa categoría. Pero en lo ideal, habría que hacer desaparecer las categorías "varón" o "mujer", que son sólo construcciones sociales también, y no realidades biológicas.

Oscilamos siempre entre una diferenciación necesaria para acabar con las discriminaciones, y una indiferenciación deseada a muy largo plazo, cuando ya no sea necesario categorizar a las personas de acuerdo a su sexo.

Lo explico mejor en esta entrada: http://bastadesexismo.blogspot.fr/2012/10/contradicciones-del-feminismo.html

Con las orientaciones sexuales pasa lo mismo.

Anónima: Claro que las categorizaciones "bisexual", "homosexual", etc. han sido necesarias para poder reivindicar una sexualidad "diferente" (pongo comillas, claro, porque decir que son diferentes significa que la sexualidad "normal" es la heterosexual), y ha sido necesario crear una "comunidad" gay, lesbiana, etc. para poder vivir esa sexualidad en un mundo heterocentrado.

De todos modos, de acuerdo a Foucault (homosexual, preciso, porque justamente cito autores homosexuales en mi entrada), la categoría "homosexual" no la "inventaron" lxs homosexuales, sino la misma sociedad heterocentrada.

Lo que digo en mi entrada acerca de la homosexualidad (y de la heterosexualidad, de hecho) como construcción social no lo digo yo, no lo he inventado yo, no lo he sacado yo de mi mente heterosexual. Nunca se me habría ocurrido tener este tipo de pensamiento por mí misma. Lo he sacado de autores homosexuales, en particular Louis-George Tin, al que cito en la entrada. En realidad, en su libro explica precisamente que la heterosexualidad es una construcción social (habla de la invención de la cultura heterosexual), tal como otrxs investigadores han teorizado la idea, ya desde la década de los sesenta, de la construcción social de la homosexualidad.

Te recomiendo los textos de Mary McIntosh (que intenta desnaturalizar lo social), en particular "The Homosexual Role", Gayle Rubin, "la Historia de la Sexualidad" de Michel Foucault...

En fin, antes de exigirme que pida disculpas, quizás debas leer esos textos, de los que me inspiré (insisto, no es mi palabra, sino la de investigadores homosexuales).

Me pedís que si tengo alguna duda que me contacte con "ustedes". Pues es precisamente lo que he hecho. He leído muchos textos escritos por autores homosexuales, y en ningún momento hablo "por ustedes", sino que cito pensamientos de otros autores. No se me ocurriría, efectivamente, tener yo este tipo de planteos.

Por lo demás, creo, como dije antes, que las etiquetas son necesarias para diferenciarse y poder sobrevivir en un mundo heterocentrista, o sexista (la etiqueta "mujer" tampoco me gusta, pero la sé necesaria todavía), pero yo deseo vivir en un mundo en que justamente ya no sea necesario crear "comunidades" que se excluyen las unas a las otras.

Anónimo dijo...

la homosexualidad es una construcción cultural
igual que la religión
LOS HOMOSEXUALES NO EXISTEN
es sencillo de entender
tu puedes ver iglesias, misas, comuniones, vaticano, sacerdotes, procesiones... el fenómeno religioso es indudable
ahora bien..
¿ implica eso la existencia de dios?
una cosa es la fenomenología
otra, el transfondo
el humano primitivo era un valiente físico pero un cobarde moral
al no existir la tecnología, las actitudes conservadoras estaban a la orden del dia
si por ejemplo cagabas cerca del poblado y no enterrabas los excrementos, un animal depredador podría asolar la aldea esa noche atraído por el olor
la estructura mental del humano se diseñó sobre la base de construir un conjunto de dramatizaciones colectivas encaminadas a etiquetar, clasificar y fijar las cosas de forma condicionada a unos intereses dados
que nada cambiara o cambiara lo menos posible
hace 20 000 años, en el paleolítico inferior, algún humano tiró una piedra para golpear a otro
la piedra quebró contra una roca y salió una chispa
la chispa provocó un incendio
se había descubierto el mechero
felicidad para todos
excepto para el chamán de la tribu o el jefe de la tribu
esos no estaban contentos con el cambio en las relaciones de poder
así que, si algún dia caía un trueno en la aldea..
la cosa estaba clara
LOS DIOSES SE HABÍAN CABREADO
la religión es negar el progreso sobre la base de que los dioses no lo desean
ya que implica libertad
pero la religión no ha sido la única dramatización represora
también estaba la posibilidad de poner en duda la validez de género
si un hombre hacía gala de sensibilidad mental, el susodicho sería tildado de gay
si una mujer hacía gala de gallardía, la susodicha sería tildada de bollera
porque un hombre que piensa o una mujer que actúa son potencialmente peligrosos al inducir novedad
de ese modo se introdujo una mentira histórica tan bien urdida que ha llegado hasta nuestros dias
PAN CON PAN ES COMIDA DE TONTOS
es simple de entender, de nuevo
no existe la orientación sexual SINO EL ROL
y algunos hombres soñamos con ser poseídos con mujeres y algunas mujeres con poseer hombres
pero eso atenta contra el blanco es blanco y negro es negro del conservadurismo de la tribu
los homosexuales son cambistas de rol reprimidos por la cobardía moral de la tribu
la cual no sólo no rechaza al homosexual, sino que lo alienta de manera heterofílica ( separación de sexos) para tener la excusa para reprimir la parte cualitativa de la inteligencia y poder perseguir a la gente por su naturaleza más compleja