miércoles, 23 de enero de 2008

¿Cuál es el problema de las publicidades sexistas?

¿Por qué me quejo de las publicidades sexistas o estereotipadas? Muchos lectores me dicen que las empresas tienen todo el derecho del mundo a publicitar su marca como más les plazca, que a veces el target es cierto tipo de personas y no otras y que eso no es machismo, simplemente es marketing, etc. etc.

Retomando mi respuesta a un comentario en este blog: sí, cada uno es libre de dictaminar a quién va la publicidad. Pero ya se ha probado a qué punto las publicidades tienen influencia en la gente. Se imprimen directamente en el cerebro y llegan a modificar nuestra conducta. Eso está probado y, para los que realmente se interesan en el tema, les recomiendo mirar los dos videos de una conferencia llamada "Neuromarketing: cómo influye la publicidad en los procesos cerebrales", impartida por el doctor José Manuel Giménez Amaya, catedrático de Anatomía y Embriología de la Universidad Autónoma de Madrid.

El primer video se puede ver aquí y el segundo, aquí (cada uno dura más o menos una hora) (no me pregunten cómo lograron subir videos de casi una hora a You Tube, no lo sé).

Las publicidades son formadoras de tendencias y consciencias. El impacto de la publicidad en las mentes es enorme, mucho mayor del que podemos imaginar (no es como una película o un libro: el mensaje es repetido decenas de veces en un mismo día: eso no puede no tener consecuencias, sobre todo en los niños). Si eso no fuera así, las empresas no gastarían millones y millones de pesos, dólares, euros o yenes tratando de convencernos de comprar su producto.

Por lo tanto, considero que los publicitarios tienen un deber moral y ético de cuidar los mensajes que difunden e imprimen en el cerebro de la gente. Y cuando ese mensaje siempre es el mismo (estereotipado, machista, heterocentrado, falocentrado, etc.), considero que son responsables, en parte, de la perenidad del machismo en nuestra sociedad.

Para resumir, considero que las publicidades no son solamente un reflejo pasivo de la realidad de nuestra sociedad (argumento de los que dicen que la publicidad sólo muestra la realidad): también la forjan, la construyen, participan en la elaboración o en la perpetuación de esa realidad.

Y por eso es que me seguiré quejando de las publicidades que muestran estereotipos sexistas o son, directamente, machistas.

Punto aparte: ¿las publicidades reflejan realmente la realidad de la sociedad? ¿De verdad sólo las mujeres se ocupan de cambiar los pañales a los bebés? ¿Sólo las mujeres lavan los platos? ¿Sólo las mujeres limpian el baño y la cocina? ¿Sólo los hombres trabajan? ¿A las niñas sólo les gusta jugar a las muñecas y los varones a la guerra? No estoy tan segura... ¿No será hora de que los publicitarios empiecen a mirar alrededor suyo y percatarse de que la sociedad estereotipada que nos muestran está cambiando poco a poco? ¿No será hora de que hagan gala de un poco más de creatividad?

19 comentarios:

NANDO dijo...

A veces se exagera demasiado, yo puedo ver dos millones de veces los anuncios de coca cola, que sino me gusta no la compro ni la bebo.

Posiblemente haya muchas personas sin un poco de sentido común y criterio, por lo que cabe la posibilidad que se dejen influenciar por la publicidad en mayor o menor grado. Un ejemplo, yo no uso productos AXE y por mucho que vea sus anuncio que me dicen continuamente que tendré éxito con las mujeres si uso AXE, continuo sin comprarlos. Seré de esos pocos que se ponen Nenuco(o colonias de otras marcas con fragancia a limón) como colonia diaria y no influenciado por la publicidad de dicho producto.

Esta demostrado que vivimos en una sociedad bombardeada intensamente por la publicidad y el ser humano ha desarrollado cierta indiferencia a ella, debida a la saturación o cotidianidad de vivir en un mundo inmerso en publicidad. De lo contrario, estaríamos comprando continuamente cosas innecesarias y la verdad, el porcentaje de compra impulsiva, no es tan alto. En muchos casos comprar impulsivamente no se debe a la publicidad y si a ciertos trastornos sociales.

Bueno, no quiero extenderme mucho, no sea que cause cierto dolor de cabeza.

Por cierto, si nos ponemos a decir que es sexista, para mi es sexista el típico spot que anuncia un lapiz de labios, champú, colonia, crema hidratante, cremas para depilarse, etc. Pero eso no ofende y muchas mujeres ven bien arreglarse, ya que de esa manera son más atractivas y podrán conseguir lo que se proponen. Tanto a hombres como a mujeres, nos gusta las personas arregladas y que cuidan de su imagen(de toda la vida).

Yo estoy en contra de toda publicidad que ofenda, falte el respeto, insulte y tenga mal gusto.

Lady Persefone dijo...

Holas!
Te felicito por tu blog, lo leí todo y a juzgar por lo que escribis te considero una persona muy inteligente =).
Me siento identificada en todo lo que posteas, cosas que se ven a diario y todos piensan que soy paranoica por sentirme ofendida, o miedosa, o con bronca, y al fin puedo encontrar alguien que comprende por qué situación pasa la mujer.
Ojala todas las mujeres nos demos cuenta de estas cosas, creo que tenemos que estar muy unidas, para que despues no vengan, por ejemplo, con que la cómplice del machismo principal es la que hace la propaganda (que segun lo que yo pienso es cierto, esa mujer es machista por haberse prestado a eso, sino la propaganda no se hubiese hecho, lo mismo con la de "soy tuya", que me pareció una total falta de respeto hacia la mujer y hacia el hombre más todavía.
No se cómo colaborar con tu blog, o con el movimiento, no se desde donde empezar, pero sea cual sea el camino, estoy a tu disposición.
Saludos!

Zor dijo...

Creo que la respuesta no es abogar por una publicidad "responsable".

Estos tipos son tecnócratas sin escrúpulos cuyo objetivo es lograr que un producto se venda, no importa cómo.

Por lo tanto si para ello tienen que recurrir a métodos de pensamiento subliminal, manipulación emocional, etc. lo van a hacer. En el caso del sexismo, su apoyo sobre los actuales valores sexistas tiene más que ver con lograr la máxima eficiencia posible que con una intención consciente de perpetuar tales valores.

La publicidad es una industria más del modo de producción capitalista, y una de las más importantes. La publicidad sólo tiene sentido en una sociedad mercantil, donde los bienes son producidos como valores de cambio y no como valores de uso.

Ariadna dijo...

La verdad que es cierto que las publicidades también venden un estereotipo de hombre que no coincide con la realidad, y me parece barbaro que los hombres no lo consideren ofensivo, pero para mi es ofensivo.
Por ejemplo como decis según las publicidades el hombre no cambia pañales, lo cual me parece ofensivo porque da a entender que el hombre no se ocupa de sus hijos, lo cual además no es cierto.

Ahora en respuesta a Nando:
No se si leeras esto, pero respecto a lo que decis de que las mujeres no nos quejamos de las propagandas de productos femeninos, te cuento que soy una persona que en eso opina diferente, porque me parece que esas propagandas venden un estereotipo de mujer falsa que genera muchos trastornos en las mujeres normales por querer ser asi. El tema no es el producto que venden, sino que lo muestran en mujeres hiper delgadas, hiper arregladas, etc y que en realidad para verse asi pasan por operaciones, tratamientos de todo tipo, retoques de iluminación y retoques con programas como photoshop, cosa que la mujer promedio no puede hacer.

Betobrick dijo...

Coincido con la apreciación de Zor.
La publicidad responde a un entorno fundado en la opresión histórica
de un sexo (debil biologicamente hablando) sobre otro (fuerte también biologicamente hablando) al que se ha estafado desde la historia, la religión y la moral para someterlo
a su arbitrio convenciendolo que esta situación es la correcta, cuando lo natural es justamente todo lo contrario y cuya mayor victoria es justamente vender un "feminismo" que es una copia espejo del machismo.
Saludos.

NANDO dijo...

Ariadna, he leido tu comentario. Solo puedo decir:
Sabias palabras las tuyas

Un saludo

P.D.:Zor, la publicidad tiene y debe ser responsable y coherente. A la vez de honesta y educada. Por cierto, hay mucha publicidad que no es de una sociedad mercantil y mucho menos para valores de cambio. Hay publicidad que no busca comercializar nada.

Zor dijo...

nando, en ese caso estarás hablando de difusión de ideas o de realidades, no de publicidad.

Para mí es inútil abogar por la responsabilidad individual de los publicistas o quienes los contratan. Es como abogar por la responsabilidad social o ecológica de los dueños de las corporaciones.

bastadesexismo dijo...

Zor, precisamente por eso deben existir leyes que obliguen las empresas a no difundir mensajes racistas, sexistas, etc.
En varios países existen entes de regulación de la publicidad que verifican que los mensajes no contengan elementos ofensivos. Y me parece muy bien, dado que justamente no podemos contar con la buena voluntad de los publicitarios.

Zor dijo...

Pero si lo hacés por ese método entonces dejás ese tema en manos del Estado y no en manos de la comunidad misma.

Si el machismo es un sistema, ¿se puede combatir con un conjunto de leyes que regulen o repriman algunas de sus manifestaciones? ¿O hay que ir a la raíz del asunto, en la propia sociedad civil?

Quiero aclarar, para que se entienda mejor mi postura, que yo no creo que lo único que esté mal de esta sociedad sea el machismo o el rascismo, el Capital y el Estado también son parte del problema. Yo no quiero una "democracia sin machismo", donde haya gente que se cague de hambre y que la caguen a palos pero con igualdad de género. O sea, yo no quiero la igualdad de los sexos dentro de la esclavitud de la raza humana.

Para mí la publicidad es una mierda independientemente de si es machista o no, porque es parte de todo un sistema de mierda que necesita que nuestras necesidades y deseos se subordinen a la valorización del capital. La publicidad puede reflejar o no las taras culturales como las que canta la pelotuda de Calabró, pero su verdadero fin es lograr que compremos algo que, muy probablemente, ni necesitemos.

Frecuentemente, por lo que ví en este blog, la discusión pasa por el hecho de que los actos de machismo no son cosas aisladas sino manifestaciones de un sistema, de una estructura. Esta conclusión es un gran avance, a lo que yo apunto es a continuar ese avance y relacionar el machismo como manifestación de un sistema que lo contiene, que es la sociedad de clases.

NANDO dijo...

Zor, la publicidad no es mala, es el uso que dan algunos y lo que permiten otros lo que es malo.

Un saludo

Zor dijo...

El "uso que le dan algunos" es el único uso que se le puede dar.

No son las publicidades machistas el problema, sino la publicidad como sistema.

bastadesexismo dijo...

Zor: ése no es el tema del blog. Hay gente que puede estar a favor o en contra de que exista la publicidad, pero lo que aquí denunciamos son las publicidades machistas, no el hecho de que exista la publicidad.

Zor dijo...

Está claro que esa es mi opinión y no la tuya (no sé porqué lo del "nosotros").

Mi crítica de la publicidad machista va enmarcada en una crítica global a la publicidad en sí.

Para mí que la publicidad reproduzca valores machistas es algo incidental, lo esencial de la publicidad es el condicionamiento psicológico a todos los individuos en pos de una cultura consumista y mercantilista.

Por lo tanto, una publicidad que no sea machista, sólo tendrá el mérito de no ser machista, pero en general seguirá siendo parte de un sistema ideológico dirigido a reproducir la subsistencia del actual sistema económico, que se basa en la producción de los bienes como mercancías.

PD: Está claro que tu crítica a las publicidades machistas no parte de un enfoque crítico de la publicidad en general, sin embargo no creo que por contraponer mi enfoque al tuyo esté incurriendo en un off-topic.

NANDO dijo...

Zor, vuelves a generalizar, culpando así a todos, eso es lo mismo que hacía la santa inquisición.

Hay publicidad sexista y publicidad machista, aparte de otras tantas que son diferentes y nada ofensivas en algunos casos. Hay sectores que se quejan de algunas publicidades por dar una imagen negativa de su sector y por tanto es una publicidad ofensiva. Por eso no me gusta el uso o el mensaje que dan algunos.

Decir "lo esencial de la publicidad es el condicionamiento psicológico a todos los individuos en pos de una cultura consumista y mercantilista" eso es mentir y dar un mensaje erróneo de la realidad de la publicidad. Que dirías de un spot que te dice que ahorres agua por ser un bien común y escaso, u otro que te dice que ahorres energía. Hay otros que van contra el fuego, para vacunarse, para donar sangre, contra el cancer, la violencia, las drogas, etc.

Vuelves a cometer un grave error una vez más. La publicidad machista , sexista o la que denigra a cualquier ser humano o colectivo, es mala y dañina. Más claro imposible.

Hay publicidad con una ética y una moral adecuadas a una sociedad coherente y respetuosa. Lastima que no sea lo único que se ve en los medios de comunicación. La publicidad tiene que controlarse y regularse.

Un saludo

Zor dijo...

Es muy estúpido de tu parte acusarme de inquisicionista o de mentiroso sólo porque hago una generalización (correcta) que a tí no te agrada.

La próxima vez que quieras discutir conmigo, hacelo con respeto. Sino, guárdate tus palabras.

NANDO dijo...

"No ofende quien quiere sino quien puede" y si ves ofensa alguna en mis palabras te equivocas una vez más.

Bueno, al tema, tú mencionas que haces una generalización correcta. Podría decir eso que tanto esgrimís de que "con que autoridad vos decís eso". Estamos en lo de siempre y después dices que no argumento las cosas. Decir que algo es mentira y erróneo, no implica que se este insultando. De la misma manera que decir que eso mismo hacía la santa inquisición, no culpa que tú seas un santo inquisidor. No será que hay cierta susceptibilidad? De todas formas, la publicidad no es lo que tú mencionas y sirve a diferentes fines. En algunos casos puede servir a los fines que tu mencionas, pero en la mayoría de los casos es mera información sobre algo. No voy hacer un copy paste de lo que es la publicidad, ni te voy a copiar los apuntes de los cursos de publicidad y comunicación. Es más, la publicidad tiene una definición bastante sencilla y si es verdad, que depende de como se utilice puede ser nociva o muy nociva. Ahora mismo hay una campaña de publicidad para animar a donar órganos, ya que hay pocas donaciones y eso que España está a la cabeza en donaciones. El fin de esta campaña dista mucho de lo que tu afirmas, por tanto no es cierto, es erróneo y es mentira tu afirmación. Está campaña ayudará a salvar muchas vidas y a concienciar a la gente, así de sencillo.

Un saludo

NANDO dijo...

Aquí pongo un enlace a una publicación bastante interesante, donde el lector puede votar según su criterio. Esta iniciativa es interesante, ya que el consumidor puede dar su opinión y así dar un toque a esos publicistas y empresas sin escrúpulos o con un concepto erróneo de lo que es ético o no lo es.

http://www.controlpublicidad.com/actualidad/object.php?o=35972

Estas publicaciones intentan que la publicidad sea más responsables y respetuosas.

Un saludo

bastadesexismo dijo...

Nando: confundís publicidades y campañas.

De todos modos, el tema de la entrada no es la publicidad en sí, sino la publicidad sexista, con lo cual les pediré a ambos que no discutan más aquí sobre este tema. Si quieren me dan sus mails respectivos, los pongo en contacto y siguen la discusión de manera privada o en algún blog o foro que hable de publicidad.

Y por favor, dejen las agresiones y descalificaciones personales, sea uno u otro.

Gracias.

NANDO dijo...

No hay ninguna agresión ni descalificación y no confundo las cosas, ya que por eso se llaman campañas publicitarias o campañas de publicidad. La campaña es cuando se bombardea en diferentes medios y con diferentes soportes publicitarios. De hecho, en mi opinión o crítica va incluida la publicidad sexista como la que ofende y viene a cuento todo lo que digo. Más cuando alguien equivoca argumentos y desbarra al opinar.

Un saludo y gracias