domingo, 9 de diciembre de 2007

Agresión sexista

Sábado de madrugada. Estoy sobre la calzada, cerca de los autos estacionados, esperando que pase un taxi. De repente veo un auto dirigirse a gran velocidad hacia mí, hacer como que me va a pisar y a último momento, esquivarme. El acompañante al lado del conductor me escupe con furia y me grita: "¡Puta!". Y con mucho coraje, el conductor pisa el acelerador y desparecen de mi vista.
El escupitajo, por suerte, no dio en el blanco. Ni el insulto, de hecho.

Pero me hizo pensar. ¿Por qué estos jóvenes me agredieron de esa forma, me escupieron y me insultaron, cuando no les hice absolutamente nada?

La única respuesta que veo: porque soy mujer. Y una mujer que está en la vía pública sólo puede ser una puta. Una mujer "decente" está encerrada en su casa y no sale sola. Una mujer en la calle sólo merece que se le escupa (una marca clara de desprecio), por estar en el territorio masculino. Supongo que los violadores tienen el mismo razonamiento, llevado al extremo.

Estos chicos estaban visiblemente borrachos y espero que se hayan estrolado en la esquina siguiente por manejar ebrios. Supongo que tenían ganas de joder, y punto. Pero no habrían hecho lo mismo con un hombre. No le habrían escupido, no le habrían recordado que no tiene que estar en la vía pública. Salvo que ese hombre haya parecido homosexual, claro.

Esta agresión fue, en todos los sentidos, absolutamente sexista.

PD: preciso, para los comentaristas sexistas que no dejarán de decirlo, que no estaba vestida de manera indecente. Aunque la agresión tampoco habría estado justificada si hubiera estado más desabrigada.

5 comentarios:

luciana dijo...

La verdad me parece que estás hilando muy fino, no creo que te hayan gritado porque sos mujer, simplemente eran unos imbéciles.
Te cuento que a un amigo le pasó algo muy similar a lo que vos contás, pero le gritaron "judío de m..."
Querés saber de algo verdaderamente sexista, hoy fui a la fiestita de fin de curso del jardín de mi sobri, hubo distintas representaciones, uno era el acto de la escoba, y las únicas que participaron eran nenas vestidas de mucamita!!! DE TERROR!!! Para usar una escba tenés que ser mujer, y además pobre!!! Te juro que en ese mometo me acordé de este blog.

bastadesexismo dijo...

Luciana, en el caso de tu amigo, fue una agresión antisemita, sea o no judío tu amigo.
En mi caso, ¿por qué no pensar que fue una agresión sexista?
A tu amigo lo insultaron por ser judío (o por pensar que lo era). A mí, por ser mujer.

luciana dijo...

En todo caso yo lo que creo es que siempre hay algún pelotudo, que porque se siente seguro en un auto, se divierte queriendo joder a los demás.
Siempre van a encontrar algo para gritarle al que vean sólo, no creo que se animen a gritarle a un grupo, porque se nota que son muy cobardes.
Haya sido o no sexista, la agresión que sufriste muestra lo patéticas que pueden llegar a ser algunas personas, no sé como soportan vivir consigo mismas.

Ibasque dijo...

Amiga, como vosotras decís, pelotudos hay en todos los lugares. Por supuesto que fue una agresión sexista. probablemente él o uno como él fue el mismo que le gritó al otro judio de m. Porque el racismo, el sexismo...están intimamente unidos casi siempre. Como decimos por aquí ¡Aupa!, no te achantes, camina bien alta!
Besos

Zor dijo...

El del auto (en ambos casos) hizo lo que hizo porque vio a alguien que es considerado inferior en las actuales pautas culturales, y por lo tanto agredirlo era "seguro".

Claro que a ambos tipos les puede entrar el calificativo de cobardes, boludos, etc., pero son cobardes y boludos en un contexto social específico, en el cual la agresión a mujeres y a miembros de la comunidad judía es algo tácita o explícitamente aprobado.

Por lo tanto, en el caso que dice Luciana, fue una agresión judeofóbica; en el caso que cuanta "bastadesexismo", fue una agresión sexista.